En Argentina 1.149.000* niños no asisten a clases.

Ayudanos a que la educación sea una realidad para todos. ¡DejÁ tu HUELLA!

Paso 1
Paso 1
Completá el formulario.
Paso 2
Paso 2
Dejá tu huella clickeando en el botón.
Paso 3
Paso 1
Por cada huella
ingresada una empresa
donará $25.
Paso 4
Paso 1
Compartilo en redes #TuHuellaXLaEducacion

El Problema

Cuando un niño no ejerce su derecho a la educación de calidad se condiciona su pleno desarrollo. La inasistencia a clases tiene múltiples causas.

En nuestro país más de 69.000** niñas y adolescentes abandonan la escuela por embarazo y más de 80.000** niños, niñas y adolescentes lo hacen por necesidad de ingresar al mercado laboral.

La educación de calidad es la única herramienta para romper los círculos de pobreza, violencia y exclusión que afectan a millones de niños.

Por eso te pedimos que dejes tu huella hoy. Sumarte es muy fácil y hacés posible que el ejercicio del derecho a la educación sea realidad para más de 2.200 niños, niñas y adolescentes.

Ayudanos hoy: Dejá tu huella.

¿Qué es Aldeas Infantiles SOS Argentina?

Es una organización sin fines de lucro que trabaja en Argentina desde hace más de 37 años para que los niños y niñas puedan ejercer plenamente sus derechos y así desarrollar todo su potencial.

Apoyamos a las familias para fortalecer sus capacidades de cuidado; brindamos alternativas de cuidado para los niños y niñas separados de sus familias e impulsamos iniciativas de incidencia política, buscando que los Estados generen las condiciones necesarias para que niños y niñas ejerzan plenamente sus derechos. Una infancia feliz, significa un futuro lleno de oportunidades.

HISTORIAS QUE INSPIRAN:

A comienzos de 2016 Guadalupe de cinco años, Melina de nueve y Sandra de 11 llegaron a Aldeas Infantiles tras perder el cuidado familiar. Nunca habían asistido a clases y no sabían leer ni escribir. Hoy, con mucho esfuerzo y acompañamiento han logrado finalizar su nivelación escolar y escriben sus primeras frases. ¡Escribir sus nombres por primera vez las llenó de emoción!

Sole llegó en 2002. Tenía cinco años y venía junto a sus tres hermanos más chicos.Tuvo la oportunidad de ir a la escuela y, luego de atravesar algunas dificultades, en 2015 culminó satisfactoriamente sus estudios. Soledad sueña con empezar la carrera de Diseño de Indumentaria. ¡Le espera un futuro lleno de oportunidades!

Rosana llegó en 1998 con apenas tres años. En la escuela su punto débil era el inglés.Con mucho esfuerzo logró aprenderlo y en 2013 ganó una beca y se mudó a Noruega donde participó de un programa pre-universitario. Hoy está por comenzar a estudiar Licenciatura en Turismo y sueña con aprender francés y portugués.